Planchas de vapor – Guía de compra & Opiniones

Las planchas de vapor son un electrodoméstico imprescindible para la casa. Hay infinidad de modelos, unas más potentes, otras más ligeras, con más depósito, con más emisión de vapor… Por eso, en esta guía vamos a tratar de investigar sobre cuáles son las mejores planchas de vapor y resolver algunas dudas.

Comparativa: Las 5 Mejores Planchas de Vapor

 

¿Qué tipo de plancha de vapor estás buscando?

 

🥇 Philips Azur Elite

Philips GC5037/80 Azur Elite plancha de vapor, dynamiq Sensor, 0,35 l, 3000 W, Negro/Rojo

Este modelo es realmente rápido y potente. Cuenta con función inteligente que ajusta el vapor automáticamente, así como con un sistema OptimalTemp que acelera todo el proceso de planchado. Fíjate si es pontente que emite prácticamente el mismo vapor que los centros de planchado, unos 70 g/min de vapor constante. Además, tiene un golpe de vapor de 260 g/min.

Ventajas

  • Muy buena suela.
  • Función auto-apagado.
  • Muy potente eliminando arrugas difíciles.
  • Se ajusta el vapor solo.
  • Es duradera.

Desventajas

  • Podría pesar un poco menos, por poner una pega.

Braun Texstyle 7

Braun Texstyle 7 TS725- Plancha ropa vapor, 2400 W, 180 g/min golpe vapor, depósito agua 400 ml, sistema antigoteo, vapor vertical, acero inoxidable, blanco y azul

Se trata de un modelo económico y eficiente. Está dotada de un tanque bastante amplio, de 400 ml, cuenta con punta de precisión y es realmente potente, ya que llega a los 2400 vatios. Además, tiene un golpe de vapor nada desdeñable, de 50 gr /min, y una suela Eloxal que facilita y agiliza bastante el desplazamiento.

Ventajas

  • Muy barata para lo que ofrece.
  • Rápida.
  • Elimina bien las arrugas.

Desventajas

  • Podría ser más hermética.

Rowenta IXEO

Rowenta IXEO QR1020D1 - Cepillo de Vapor 1600 W, Depósito 1 L, Elimina Arrugas, Olores y Desinfecta, Lista en 45 seg, Tabla Vertical Cabezal XL

Se trata de una plancha a vapor muy funcional, ya que viene con la estructura y el tablero. Tiene un cepillo con 1600 W de potencia, se calienta en menos de un minuto y tiene una presión de 5 Bares. Además, permite planchar en horizontal, vertical o inclinado. También cuenta con excelentes valoraciones por las experiencias de los usuarios.

Ventajas

  • Es de las más potentes de las verticales.
  • Tiene sistema auto limpieza.
  • Higieniza y elimina gérmenes.

Desventajas

  • La tabla tendría que poder ajustarse mejor.

Russell Hobbs Steam ProRussell Hobbs Supreme Steam Pro - Plancha de Ropa de Vapor (2600 W, Suela de Cerámica, Azul y Blanco) - ref. 23971-56

Se trata de una plancha recargable realmente potente, con nada más y nada menos que 2400 W. Gracias a su suela de cerámica es muy fácil de utilizar, y cuenta con un depósito de 300 ml y un golpe de vapor de 130 gr/min. Además, tiene función descalcificadora y anti goteo. 

Ventajas

  • Sistema auto-apagado.
  • Muy rápida para ser inalámbrica.
  • La suela es muy buena.

Desventajas

  • La autonomía podría mejorarse un poco.

ABOX

ABOX - Plancha vertical portátil, vaporizador de viaje 1300 W, potentes vapores 2 en 1, planchado horizontal y vertical, 40 s, calentamiento rápido para casa o viaje

Esta es la plancha ideal para llevar en la maleta cuando te vayas de viaje. Se calienta en medio minuto, puede usarse con vapor unos 7 minutos continuos y tiene sistema anti goteos. También tiene una función inteligente que hace que regule la temperatura para conservar lo mejor posible la ropa.

Ventajas

  • Es potente.
  • No ocupa.
  • No pesa.
  • Funciona en vertical y horizontal.

Desventajas

  • El tapón podría ser más seguro.

Recomendaciones para comprar una plancha de vapor para ropa

recomendaciones-comprar-plancha-vapor

Si tienes claro que quieres comprar una plancha a vapor pero te cuesta elegir, entonces te interesa esta guía, pues a continuación te indicamos cuáles son los elementos en los que uno debe fijarse si quiere comprar este tipo de aparatos:

Potencia

Para valorar la potencia es muy simple, cuantos más vatios tenga la plancha a vapor más potente será. Esto es en principio puesto que también hay que tener en cuenta la presión de la salida del vapor. En otras palabras, buscar una plancha con bastantes vatios (W) está genial, pero no te olvides ni de la salida del vapor ni del golpe de calor.

Vapor

La salida del vapor es otro elemento crucial, ya que está íntimamente ligado a la potencia de la plancha. Cuanta más presión tenga el aparato, más facilidad tendrá para alisar la ropa, por eso hay que procurar comprar una plancha que emita bastantes gr/m de vapor. Cuantos más mejor.

Al valorar la emisión de vapor también debemos valorar lo que se llama el golpe de vapor, que es la capacidad que tiene la plancha para emitir un pico de vapor durante un tiempo determinado. Se suele utilizar cuando hay una arruga demasiado difícil que la plancha no es capaz de eliminar sin aplicar ese golpe de vapor. Al aplicarlo se duplica o triplica la emisión de vapor, por lo que los gr/m aumentan durante unos instantes.

Ergonomía y peso

Algunas planchas de vapor son eficientes en el planchado, pero muy pesadas. Si no quieres cargar con demasiado peso o eres de los que espera a tener una gran cantidad de ropa para ponerte a planchar lo mejor es que valores antes de nada la comodidad de la plancha.

Un error muy común en este punto es analizarla con el depósito vacío, ya que en las grandes superficies no te dejan probar la plancha con el tanque lleno. Por eso, lo mejor es elegir algo que sea muy ligero, que al ponerle un poco de peso no te vaya a dificultar la tarea.

Suela o placa

La suela, también denominada como la placa, está ubicada en la parte inferior y es la que entra directamente en contacto con las prendas, por lo que debe ser eficiente, cuidadosa con la ropa, y fácil de deslizarse sobre cualquier tejido. A su vez, la placa puede estar formada por una o más piezas, aunque lo más común es que sea de una sola pieza.

Respecto a sus materiales, hoy en día las suelas que mejor funcionan son las de cerámica, seguidas de las de aluminio, y finalmente las de acero. Las de cerámica tienden a deslizarse mejor y ser más ligeras, al igual que las de aluminio. En cambio, las de acero inoxidable son más pesadas, aunque también más duraderas.

Durabilidad

La durabilidad determina los años de uso del aparato. Es cierto que no todos los aparatos de un mismo modelo salen igual, ya que no todos los usuarios le damos a la plancha la misma caña. Sin embargo, sí que puedes valorar la durabilidad de una plancha de vapor estudiando las opiniones de usuarios que llevan ya tiempo utilizando ese modelo. Es un truco que funciona fantásticamente bien.

Precio

En cuanto a precios existe mucha disparidad en el mercado. Tanto puedes encontrar modelos por 20 euros como puedes encontrar otros por 100 o 150 euros. Si tienes un presupuesto concreto, ajústate a él porque puedes encontrar muy buenos aparatos a todos los precios, solo es cuestión de buscar bien.

Depósito

Cuanto mayor sea el depósito más autonomía tendrá la plancha de vapor para aguantar sin necesidad de ser rellenada de nuevo. Una capacidad media serían unos 300 o 400 mililitros de depósito, aunque hay algunas planchas que tienen depósitos de más de 1 litro.

Aunque el tamaño es importante, hay que saber que hay dos tipos de planchas, las que necesitan estar apagadas para poder rellenar el depósito y las que no. Si optas por una de las primeras lo ideal es elegir algo con bastante capacidad, que te permita concluir la tarea del alisado antes de tener que volver a rellenarla. Sin embargo, si eliges una de las segundas ya no necesitas tanto tanque, dado que puedes rellenarla en cualquier momento sin ningún tipo de problema.

Descalcificación

Hay determinadas planchas de ropa que tienen una función de descalcificación o auto-limpieza. Estas incluyen un filtro especial para eliminar la suciedad de la plancha y evitar que se acumule la cal. Normalmente, cuando tienes una plancha normal necesitas utilizar agua destilada, ya que con agua del grifo es muy probable que en poco tiempo aparezca cal en el electrodoméstico. Sin embargo, si se trata de planchas a vapor con función de auto-limpieza ya no necesitas echar agua destilada, dado que ya cuentan con un filtro que evita que aparezca la cal.

Tamaño del cable

El tamaño del cable es algo de lo que casi todos nos olvidamos cuando compramos nuestra primera plancha para la ropa. Aunque parezca mentira, aún hoy en día hay determinados fabricantes que no tienen en cuenta el tamaño del cable y que fabrican planchas con cables demasiado pequeños.

Por eso, lo ideal es antes de nada fijarte en el tamaño y optar por algo que tenga, al menos 2 metros de longitud, pues de lo contrario te será complicado poder utilizarla en determinadas zonas de la casa.

Auto apagado

La función de auto apagado siempre aporta un extra de seguridad a la plancha. Su función es muy simple, desconectar automáticamente el electrodoméstico tras unos cuantos minutos sin actividad.

Polivalencia

Existen algunos modelos de planchas a vapor que también pueden alisar en vertical. Es decir, te permiten planchar tanto en una tabla de planchado normal como en una percha. Esta polivalencia funcional es muy interesante sobre todo para aquellas personas que tienen muchas camisas y prefieren alisarlas directamente sobre la percha, sin tener que estarse agachando sobre la tabla.

¿Cómo funciona una plancha de vapor?

Una plancha a vapor es un pequeño electrodoméstico que sirve para eliminar las arrugas de las prendas mediante la aplicación de calor y vapor. Cuenta con un calderín interno que calienta el agua y emite el vapor por la placa, de modo que al entrar en contacto con la ropa ablanda los tejidos y facilita el alisado.

Además, para generar el calor cuenta con resistencias térmicas en la placa que la calientan hasta alcanzar la temperatura correspondiente. Por lo general, esta temperatura es constante, aunque hay algunos modelos que permiten regularla al gusto del usuario.

Por lo tanto, cuando utilizamos una plancha de vapor estamos aplicando calor, vapor y presión.

¿Cómo utilizar una plancha de vapor para la ropa?

como-usar-plancha-vapor

Este tipo de planchas son muy fáciles de utilizar. Sin embargo, si no se siguen determinadas pautas pueden acabarse deteriorando antes de lo debido, por eso conviene conocer bien cómo utilizarlas para conseguir más años de uso. Estos son los pasos que debemos hacer cada vez que utilicemos una plancha a vapor:

llenado-plancha-a-vapor-deposito

  1. Rellena el depósito, con agua del grifo o destilada (esta última funciona mejor contra la aparición de la cal).
  2. Enchufa a la corriente, elige la función de planchado y espera el tiempo recomendado por el fabricante.
  3. Empieza a planchar, presionando con suavidad en los tejidos o prendas delicadas y aplicando mayor presión para eliminar las arrugas más difíciles. Si es necesario utiliza el golpe de vapor, aunque tampoco abuses de él.
  4. Al acabar, desconecta el cable y espera a que la plancha esté fría.
  5. Una vez fría, vacía el depósito de agua, ya que de lo contrario podría aparecer suciedad o cal.

Consejos para el mantenimiento de la plancha

Las planchas son uno de los electrodomésticos más utilizados. Cada vez que hacemos la colada necesitamos alisar determinadas prendas, como camisas, camisetas, pantalones, vestidos… Por eso debemos tener en cuenta su mantenimiento.

  • Utilizar agua destilada en vez de agua del grifo. El agua destilada es más limpia que el agua del grifo porque no genera cal. En cambio, el agua del grifo sí provoca que aparezca cal en el interior de la plancha, lo que a la larga terminará averiándola. Esto debes tenerlo especialmente en cuenta si compras una plancha de vapor sin función de descalcificación.
  • Limpia el depósito cada cierto tiempo. Para ello, lo mejor es hacerlo con vinagre rebajado con un poco de agua. Haces la mezcla en un vaso e introduces el líquido en el depósito de la plancha hasta la mitad más o menos. A continuación enciendes la planchas, dejas que se caliente y haces que salga el vapor hasta dejar el depósito vacío.

Tipos de planchas de vapor

Existen infinidad de modelos distintos de planchas para la ropa. De hecho, hay tanta variedad que es muy fácil perder el enfoque y decidir cuál de ellos comprar. Por eso es conveniente conocer qué tipos de planchas existen actualmente para alisar la ropa:

  • Centros de planchado: Son más potentes que las planchas, ya que además del hierro cuentan con un calderín a parte que es el que tiene el motor que calienta el vapor, con lo cuál tienen más potencia que las planchas de vapor de toda la vida, aunque también son más caras.
  • Planchas verticales: Son aquellas que funcionan únicamente por vapor y que alisan las prendas sin quitarlas desde la percha. No entran en contacto con la ropa, por lo que no son tan eficientes como las planchas normales, aunque son más cómodas.
  • Planchas de vapor sin cables: Están dotadas de una batería que hace que puedan funcionar sin tener que estar conectadas a la corriente. No son tan potentes como las normales, aunque son muy útiles para desplazar por toda la casa.
  • Mini planchas: Están diseñadas para caber en cualquier maleta, por lo que son muy útiles para llevar de viaje. Son un poco menos eficientes que las eléctricas normales, aunque hay algunas que verdaderamente merecen la pena.
  • Planchas normales eléctricas: Son las más comunes, y funcionan con vapor y calor. Suelen tener un muy buen rendimiento en relación calidad precio y son las más fiables de todas.